¿Qué es una poética? ¿Y tú me lo preguntas? Una poética puede ser expresar una estética, o evitar expresarla. O recurrir a un cliché, o huir de él. O enunciar una de las dos metáforas en las que se ha basado toda la literatura occidental, y acaso en la que se resume la idea misma de la lectura y… Pasar a otra cosa. Sáez de Ibarra, que juega en otra liga.

 

Bien podía dejar volar mi imaginación; al fin y al cabo, yo disfrutaba de la ventanilla. Sin embargo, el paisaje me resultaba completamente anodino: campos sembrados o en barbecho donde, debido a la estación en que nos encontrábamos, aún no había crecido nada; montañas peladas en la cumbre alejadas aún de nosotros; nubes casi estándar, las que dibujaría un niño, dando relieve al cielo; y el ruido de fondo; y el traqueteo respetuoso de los asientos. Me llegaban pensamientos relacionados con mi trabajo, en general complejos; intentaba descartarlos, primero sin conseguirlo, hasta que me fueron dejando en paz por otras fantasías: el pura sangre de la foto, la mujer que cabalgaba sobre él, quién sería esta otra que me acompañaba sentada frente a mí, si acaso iría a una cita con su marido, el día en que me despedí de mi primera novia en la estación de su ciudad, qué habría sido de ella, los besos, la carta disparatada que le escribí entonces, el amor entre mis padres, no haber tenido un hermano con quien compartir las tardes de mi infancia, luego el hecho de escapar tan a menudo del aburrimiento y su infinidad de variantes, la imposibilidad de evitar este viaje porque nadie del negociado quiso hacerlo por mí… otra vez el trabajo, he aquí la espiral que me involucraba, hasta que en algún momento mi imaginación se dejó seducir por la tala invencible del sueño.

 

Javier Sáez de Ibarra trabaja en un instituto donde imparte Lengua y Literatura. Autor de numerosas antologías, sus estudios y reseñas aparecen en revistas como El Buen SalvajeEl CuadernoQuimera o Turia. Es el editor de la obra de Hipólito G. Navarro, El pez volador (2008). Ha publicado el poemario Motivos (2006) y los libros de cuentos: El lector de Spinoza (Páginas de Espuma, 2004), Propuesta imposible (Páginas de Espuma, 2008). Relatos suyos se recogen en las antologías de referencia más recientes y han sido traducidos al inglés. Su obra Mirar al agua. Cuentos plásticos (Páginas de Espuma, 2009) obtuvo el I Premio Internacional de Narrativa Breve Ribera del Duero, y por Bulevar (Páginas de Espuma, 2013) el XI Premio Setenil al mejor libro de relatos del año. Fantasía lumpen es su último libro publicado.