En 2013, en la Escuela de las Artes TAI, en Madrid, David Lynch acudió a dar una clase magistral. No ha sido hasta ahora que la institución ha puesto a disposición del público el encuentro íntegro y subtitulado. Es una pieza estupenda, llena de temas interesantes y preguntas sugestivas. No tiene desperdicio. De haber conocido su existencia cuando se preparó el especial Lynch de esta semana pasada lo habríamos incluido sin dudarlo, pero de este modo que la posibilidad de visitarlo de nuevo y ver esta entrevista en relación con los documentales sobre su obra y esa versión hipotética de Blue Velvet montada por un aficionado. Disfruten.