Es una injusticia, comprensible pero no por ello triste, que Raúl Ruiz no sea más conocido en general en el mundo hispanohablante. En España es casi un total desconocido, pero la situación no es muy diferente en el resto de los países, incluido su lugar de procedencia: Chile. Acaso que sea más conocido en el mundo entero como Raoul Ruiz, y para muchos sea un cineasta francés, pueda ser la explicación de esta situación. En realidad todo esto da lo mismo. Si uno lo considera bien es lógico que un cineasta tan libre y fértil como Ruiz sea poco conocido, estimado por unos escogidos y, de un tiempo a esta parte, leído gracias a la monumental edición de sus diarios que realizó la Universidad Diego Portales. En penúltiMa lo consideramos un cineasta profundamente literario, y por eso hemos amasado este especial, acaso el más extenso que hay hoy en la red, donde reunimos una serie de piezas suyas o que lo tienen por protagonista.

 

La colonia penitenciaria
Adaptación libérrima y genial del relato de Franz Kafka. Uno de los primero trabajo de Ruiz

 

Ahora te vamos a llamar hermano

Corto documental que retrata el encuentro en Temuco de Salvador Allendecon la comunidad Mapuche.

 

Realismo socialista

Película mítica y desaparecida cuyo metraje completo de 270 minutos vieron un puñado de privilegiados
en pases privados y del que apenas se conservan estos 50 minutos.

 

El cortometraje Colloque de chiens (Coloquio de los perros) 

 

El territorio (largometraje)

 

Las tres coronas del marinero (largometraje)

 

La ciudad de los piratas (largometraje)

 

La isla del tesoro (largometraje)

 

La vida es sueño (largometraje)

 

Tres vidas y una sola muerte (largometraje)

 

Entrevista de 1997 en el programa Off the Record

 

Una entrevista a Raúl Ruiz realizada por Cristián Warnken en 1998

 

Otra entrevista a Raúl Ruiz realizada también por Cristián Warnken en 2002

 

Una tercera entrevista de Cristián Warnken, pero esta vez de 2007

 

La recta provincia, de 2007, completa

 

Misterios de Lisboa (Segunda parte)

 

 

“Les doy más y más vueltas a los presupuestos que subyacen a un diario como éste. Hay que decirse que alguien lo va a leer. Hay que afirmar que no será lo suficientemente importante como para justificar la curiosidad de ese alguien. Pero hay otra cosa: está la magia de los hechos que tuvieron lugar, magia en el hecho de que la huella que dejaron en un diario es uniforme. Fascinación de esa casi inexistencia hecha trizas por la omnipresencia de la cronología. Otra cosa es volver sobre el diario, releerlo y resistir la tentación de corregirlo, de eliminar hechos dichos, cosas y el vicioso placer de saberse capaz de asesinar avatares desdibujados. Estas burbujas nomádicas”. (Extraído de su diario, Santiago de Chile, UDP, 2017)

RAÚL RUIZ, el más prolífico y singular de los cineastas chilenos, nació en Puerto Montt en 1941. Dramaturgo en sus comienzos, su carrera en el cine se inició en 1963 con la adaptación de una de sus obras de teatro –La maleta– y adquirió renombre en 1968 con Tres tristes tigres. Tras el golpe de Estado se exilió en Francia, y al poco tiempo se integró al Institut National de l’Audiovisuel, dedicado a la investigación y experimentación cinematográfica. Entre las más de 120 películas que dirigió, sobresalen –junto con Tres tristes tigres– Palomita blancaDiálogos de exiliadosLa hipótesis del cuadro robadoLas tres coronas del marineroTres vidas y una sola muerteEl tiempo recobrado Misterios de Lisboa. Su trabajo teórico se encuentra recogido en el libro Poéticas del cine. También incursionó en la narrativa con títulos como Tutte le nuvole sono orologi –firmado con el pseudónimo Eiryo Waga– y El espíritu de la escalera. En 1997 recibió en Chile el Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales. Murió en París en 2011.