Es la comidilla en las páginas de cultura en los últimos días y no hemos querido evitar la tentación de ofrecer nuestro punto de vista sobre el asunto del hype Amanda Gorman y la polémica gestión de sus traducciones. Ahí lo dejamos.